LAS 15 ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA DE SUECIA - 23 de Abril 2012 - Blog - Mundo Cristiano Católico
Mundo cristiano católico
Jueves, 08-Dic-2016, 1:03 AM
Saludos Visitante | RSS
 
Inicio BlogRegístrese aquíEntrar
REGÍSTRATE: Entra
Buscar contenido
Menú del sitio
ETIQUETAS
IGLESIA católica Católicos universales JESUS Jesucristo reflexiones y preguntas claves Amor apariciones y fiestas marianas Jesús Dios oración santísima Virgen María santo rosario sectas y herejías Testimonio alegría María DISCÍPULOS cena del Señor CRISTIANOS Triduo Pascual Semana Santa testimonio de vida Dios es amor Gloria Polo reflexiones testimonios recientes de conversión Ejemplos de vida cristiana beata madre Mª Inés camino de santidad Cismas y herejías Amor a Jesús Oraciones y novenas misioneros Divina Misericordia Virgen María oraciones católicas cantantes católicos verdades de fé católica Video dogma de fé vídeos alabanzas himnos y cantos Amor cristiano testimonios recientes de conversión testimonio cristiano actualidad cristiana prédicas católicas María Virgen santos incorruptos sacerdotes de Jesucristo Reflexiones preguntas claves dogmas y verdades de fé oraciones y novenas en vídeo Vidas ejemplares y de santos Oraciones camino a los altares Testimonios cristianos movimientos de la Iglesia Católica misioneros amor cristiano misioneros combonianos videos y peliculas cristianas vidas de santos Mensajes positivos Apariciones y mensajes de la Virgen Medjugorje Crecimiento espiritual mensajes pos Garabandal (Spain) reflexiones y preguntas clave Espiritu Santo dones del Espíritu Santo Eucaristía tiempos litúrgicos Crecimiento espiritual mensajes pos adviento BIBLIA CATÓLICA santos y ejemplos de vida cristiana Papa Francisco actualidad católica Crecimiento espiritual mensajes pos IGLESIA católica. Jesús biblia Crecimiento espiritual mensajes pos Apariciones marianas Crecimiento espiritual mensajes pos Crecimiento espiritual mensajes pos exorcismo preguntas clave Crecimiento espiritual Santos Videos y películas cristianas MÁRTIRES canciones católicas SACRAMENTOS Y SACRAMENTALES sacramento del perdón Noticias cristianas noticias católicas Cristo Rey cristo videos
Hora en ESPAÑA
Inicio » 2012 » Abril » 23 » LAS 15 ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA DE SUECIA
1:06 AM
LAS 15 ORACIONES DE SANTA BRÍGIDA DE SUECIA

PROMESAS DE JESÚS

   

Durante mucho tiempo santa Brígida deseaba saber el número de los golpes que nuestro Señor había recibido durante su Pasión, un día Él se le apareció diciéndole: «Hija mía, he recibido 5480 golpes sobre mi cuerpo. Si tú quieres honrarlos dirás 15 Padrenuestros y 15 Ave Marías con las oraciones siguientes (que le enseñó) durante un año. Pasado el año, tú me habrás honrado por cada una de mis llagas».                   Y añadió: «Quienquiera que rece estas oraciones durante un año tendrá estos beneficios":

1 – Liberaré del Purgatorio a 15 almas de su estirpe. 

2 – 15 justos de su estirpe serán confirmados y conservados en gracia 

3 – 15 pecadores de su estirpe se convertirán. 

4 – La persona que las rece llegará al mayor grado de perfección. 

5 – 15 días antes de morir recibirá mi precioso Cuerpo de modo que será liberado del hambre eterno y beberá mi preciosa Sangre para que no tenga sed en la eternidad. 

6 – 15 días antes de morir tendrá una contrición amarga de todos sus pecados y un perfecto conocimiento de ellos. 

7 – Pondré el signo de mi Cruz victorioso ante ella para socorrerla y defenderla contra los ataques de sus enemigos. 

8 – Antes de su muerte yo vendré a ella con mi amada Madre.

 

9 – Recibiré con bondad su alma y la llevaré a los gozos eternos. 

10 – Y, conduciéndola hasta allá le daré, con singular trato, a beber de la fuente de mi divinidad; cosa que no haré con aquellos que no hayan recitado estas Oraciones 

11 – Quienquiera que haya vivido durante 30 años en pecado mortal y diga devotamente estas Oraciones o se haya propuesto hacerlo, yo le perdonaré todos sus pecados. 

12 – Lo defenderé de las tentaciones. 

13 – Le conservaré sus 5 sentidos. 

14 – Lo preservaré de la muerte repentina. 

15 – Salvaré su alma de las penas eternas. 

16 – Obtendrá todo lo que pidiera a Dios y a la Santa Virgen María. 

17 – Si hubiera vivido siempre según su propia voluntad y debiera de morir mañana, su vida se prolongará. 

18 – Todas las veces que rezare estas oraciones ganará la indulgencia parcial. 

19 – Estará seguro de estar junto al coro de los Ángeles. 

20 – Si alguien las enseñara a otro, tendrá gozo y mérito sin fin,estables sobre la tierra y eternamente en Cielo. 

21 – Donde fueran pronunciadas estas oraciones, Dios estará presente con su gracia.

Todos estos privilegios fueron prometidos a Santa Brígida desde una imagen de nuestro Señor Jesucristo Crucificado, a condición de que ella rezase todos los días estas oraciones, y son también prometidos a todos aquellos que las recen devotamente cada día durante el período de un año.

APROBACIÓN DE ESTAS ORACIONES
El Papa Urbano VI animó a multiplicar los ejemplares de las revelaciones de Santa Brígida que querían tener tanto los reyes, soberanos, obispos, universitarios, conventos y bibliotecas. Estas oraciones y promesas han sido aprobadas por un gran número de prelados, entre ellos el cardenal Giraud, de Cambrai, en 1845 y Monseñor Florián, Arzobispo de Tolosa, en 1863. 

La colección de los pequeños libros donde se hallan estas oraciones fue bendecida por el Papa Pio IX el 21 de mayo de 1862. Finalmente, esta colección ha sido especialmente recomendada por el gran congreso de Malinas, el 22 de agosto de 1863. Aquellos que visitan la basílica de San Pablo en Roma, pueden ver el Crucifijo de tamaño natural, esculpido por Pedro Cavallini, frente al cual se arrodillaba Santa BRÍGIDA y la inscripción que está allí: "Pendentis de los verbos de |accepit| de áura de |accipit| de |at| de |verbum| de cuerdas Brigitta Deum. Año de |jubilei| MCCCL" que recuerda el prodigio del crucifijo que habló a Brígida.

LAS 15 ORACIONES

Primera Oración: - Padrenuestro… Ave María… ¡Oh Jesucristo, sois la eterna dulzura de todos los que os aman; la alegría que sobrepasa todo gozo y deseo; la salvación y esperanza de todos los pecadores! Habéis manifestado no tener mayor deseo que el de permanecer en medio de los hombres, en la tierra. Los amáis hasta el punto de asumir la naturaleza humana, en la plenitud de los tiempos, por amor a ellos. Acordaos de todos los sufrimientos que habéis soportado desde el instante de vuestra Concepción y especialmente durante vuestra Sagrada Pasión; tal como fue decretado y ordenado desde toda la eternidad, según el plan divino. Acordaos, Oh Señor, que durante la última cena con vuestros discípulos les lavasteis los pies; y después, les disteis vuestro Sacratísimo Cuerpo y vuestra Sangre Preciosísima. Luego, confortándolos con dulzura, les anunciasteis vuestra próxima Pasión. Acordaos de la tristeza y amargura que habéis experimentado en vuestra Alma, como Vos mismo lo afirmasteis, diciendo: "Mi Alma está triste hasta la muerte". Acordaos de todos los temores, las angustias y los dolores que habéis soportado en vuestro Sagrado Cuerpo antes del suplicio de la crucifixión. Después de haber orado tres veces, todo bañado de sudor sangriento, fuisteis traicionado por vuestro discípulo, Judas; apresado por los habitantes de una nación que habíais escogido y enaltecido. Fuisteis acusado por falsos testigos e injustamente juzgado por tres jueces; todo lo cual sucedió en la flor de vuestra madurez, y en la solemne estación pascual. Acordaos que fuisteis despojado de vuestra propia vestidura, y revestido con manto de irrisión. Os cubrieron los Ojos y la Cara infligiéndoos bofetadas. Después, coronándoos de espinas, pusieron en vuestras manos una caña. Finalmente, fuisteis atado a la columna, desgarrado con azotes, y agobiado de oprobios y ultrajes. En memoria de todas estas penas y dolores, que habéis soportado antes de vuestra Pasión en la Cruz, concededme, antes de morir, una contrición verdadera, una confesión sincera y completa, adecuada satisfacción, y la remisión de todos mis pecados. Amén.

Segunda Oración: - Padrenuestro… Ave María… ¡Oh Jesús, verdadera libertad de los ángeles y paraíso de delicias! Acordaos del horror y la tristeza con que fuisteis oprimido, cuando vuestros enemigos, como leones furiosos, os rodearon con miles de injurias: salivazos, bofetadas, laceraciones, arañazos y otros suplicios inauditos. Os atormentaron a su antojo. En consideración a estos tormentos y a las palabras injuriosas os suplico –¡Oh mi Salvador, y Redentor!– que me libréis de todos mis enemigos visibles e invisibles y que bajo Vuestra protección, hagáis que yo alcance la perfección de la salvación eterna. Amén.

Tercera Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, Creador del Cielo y de la Tierra, al que nada puede contener ni limitar! Vos abarcáis todo y todo es sostenido bajo vuestra amorosa potestad. Acordaos del dolor muy amargo que sufristeis cuando los judíos, con gruesos clavos cuadrados, golpe a golpe clavaron vuestras Sagradas Manos y Pies a la Cruz. Y, no viéndoos en un estado suficientemente lamentable para satisfacer su furor, agrandaron vuestras Llagas, agregando dolor sobre dolor. Con indescriptible crueldad, extendieron vuestro Cuerpo en la Cruz y, a fuerza de jalones y de violentos estirones, en todas direcciones, dislocaron vuestros Huesos. ¡Oh Jesús!, en memoria de este santo dolor que habéis soportado con tanto amor en la Cruz, os suplico me concedáis la gracia de temeros y amaros. Amén.

Cuarta Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, Médico Celestial, elevado en la Cruz para curar nuestras llagas con las Vuestras! Acordaos de las contusiones y los desfallecimientos que habéis sufrido en todos vuestros Miembros, que fueron distendidos a tal grado que no ha habido dolor semejante al vuestro. Desde la cima de la cabeza hasta la planta de los pies, ninguna parte de vuestro Cuerpo estaba exenta de tormentos. Sin embargo, olvidando todos vuestros sufrimientos, no dejasteis de pedir por vuestros enemigos a vuestro Padre Celestial, diciéndole: "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen". Por esta inmensa misericordia, y en memoria de estos sufrimientos, os hago esta súplica: conceded que el recuerdo de vuestra muy amarga Pasión, nos alcance una perfecta contrición, y la remisión de todos nuestros pecados. Amén.

 Quinta Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, espejo del Resplandor Eterno! Acordaos de la tristeza aguda que habéis sentido al contemplar con anticipación las almas que habían de condenarse. A la luz de vuestra Divinidad habéis vislumbrado la predestinación de aquellos que se salvarían mediante los méritos de Vuestra Sagrada Pasión. Simultáneamente habéis contemplado tristemente la inmensa multitud de réprobos que serían condenados por sus pecados; y os habéis quejado amargamente de esos desesperados, perdidos y desgraciados pecadores. Por este abismo de compasión y piedad, y principalmente por la bondad que demostrasteis hacia el buen ladrón, diciéndole: "Hoy estarás conmigo en el Paraíso", hago esta súplica, Dulce Jesús. Os pido que a la hora de mi muerte tengáis misericordia de mí. Amén. 


Sexta Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, Rey infinitamente amado y deseado! Acordaos del dolor que habéis sufrido cuando, desnudo y como un criminal común y corriente, fuisteis clavado y elevado en la Cruz. También fuisteis abandonado de todos vuestros parientes y amigos, con la excepción de vuestra muy amada Madre. En vuestra agonía, Ella permaneció fiel junto a Vos. Luego, la encomendasteis a vuestro fiel discípulo, Juan, diciendo a Maria: "Mujer, he aquí a tu hijo!" Y a Juan: "¡He aquí a tu Madre!" Os suplico –¡Oh mi Salvador!– por la espada de dolor que entonces traspasó el alma de vuestra Santísima Madre, que tengáis compasión de mí. Y, en todas mis aflicciones y tribulaciones, tanto corporales como espirituales, tened piedad de mí. Asistidme en todas mis pruebas, y especialmente en la hora de mi muerte. Amén.

Séptima Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, inagotable Fuente de compasión, ten compasión de mí! En profundo gesto de amor, habéis exclamado en la Cruz: "Tengo sed" Era sed por la salvación del género humano. ¡Oh mi Salvador! Os ruego que inflaméis nuestros corazones con el deseo de dirigirnos a la perfección, en todas nuestras obras. Extinguid en nosotros la concupiscencia carnal y el ardor delos apetitos mundanos.           Am   é n .  

Octava Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, dulzura de los corazones y deleite del espíritu! Por el vinagre y la hiel amarga que habéis probado en la Cruz, por amor a nosotros, oíd nuestros ruegos. Concedednos la gracia de recibir dignamente vuestro Sacratísimo Cuerpo y Sangre Preciosísima durante nuestra vida, y también a la hora de la muerte, para servir de remedio y consuelo a nuestras almas. Amén.

Novena Oración:  - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, virtud real y gozo del alma! Acordaos del dolor que habéis sentido, sumergido en un océano de amargura, al acercarse la muerte, insultado y ultrajado por los judíos. Clamasteis en voz alta que habíais sido abandonado por Vuestro Padre Celestial, diciéndole: "Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?". Por esta angustia, os suplico –¡Oh mi Salvador!– que no me abandonéis en los terrores y dolores de mi muerte. Amén.

Décima Oración:  -- Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, principio y fin de todas las cosas, sois la Vida y la Virtud plena! Acordaos que por causa nuestra fuisteis sumergido en un abismo de penas, sufriendo dolor desde la planta de los pies hasta la cima de la cabeza. En consideración a la enormidad de vuestras llagas, enseñadme a guardar, por puro amor a vos, todos vuestros Mandamientos, cuyo camino en vuestra Ley Divina es amplio y agradable para aquellos que os aman. Amén. 

Undécima Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, abismo muy profundo de Misericordia! En memoria de las llagas que penetraron hasta la médula de vuestros Huesos y Entrañas para atraerme hacia Vos, presento esta súplica. Yo, miserable pecador, profundamente sumergido en mis ofensas, pido que me apartéis del pecado. Ocultadme de vuestro Rostro tan justamente irritado contra mí. Escondedme en los huecos de vuestras Llagas hasta que vuestra cólera y justísima indignación hayan cesado. Amén. 

Duodécima Oración: - Padrenuestro… Ave María¡Oh Jesús, Espejo de la Verdad, Sello de la Unidad y Vínculo de la Caridad! Acordaos de la multitud de Llagas con que fuisteis herido, desde la Cabeza hasta los Pies. Esas Llagas fueron laceradas y enrojecidas –¡Oh dulce Jesús!– por la efusión de vuestra adorable Sangre. ¡Oh, qué dolor tan grande y repleto habéis sufrido por amor a nosotros, en vuestra Carne virginal! ¡Dulcísimo Jesús! ¿Qué hubisteis de hacer por nosotros que no hayáis hecho? Nada falta. ¡Todo lo habéis cumplido! ¡Oh amable y adorable Jesús! Por el fiel recuerdo de vuestra Pasión, que el Fruto meritorio de vuestros sufrimientos sea renovado en mi alma. Y que en mi corazón, vuestro Amor aumente cada día hasta que llegue a contemplaros en la eternidad. ¡Oh Amabilísimo Jesús! Vos sois el Tesoro de toda alegría y dicha verdadera, que os pido me concedáis en el Cielo. Amén. -Decimotercera Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, fuerte León, Rey inmortal e invencible! Acordaos del inmenso dolor que habéis sufrido cuando, agotadas todas vuestras fuerzas, tanto morales como físicas, inclinasteis la Cabeza y dijisteis: "Todo está consumado". Por esta angustia y dolor, os suplico, Señor Jesús, que tengáis piedad de mí en la hora de mi muerte cuando mi mente esté tremendamente perturbada y mi alma sumergida en angustia. Amén.

Decimocuarta Oración: - Padrenuestro… Ave María…¡Oh Jesús, único Hijo del Padre Celestial, esplendor y semejanza de su Esencia! Acordaos de la sencilla y humilde recomendación que hicisteis de vuestra Alma, a vuestro Padre Eterno, diciéndole: "¡Padre en Tus Manos encomiendo Mi Espíritu!" Desgarrado vuestro Cuerpo, destrozado vuestro Corazón, y abiertas las Entrañas de vuestra Misericordia para redimirnos, habéis expirado. Por vuestra Preciosa Muerte, os suplico –¡Oh Rey de los santos!– confortadme. Socorredme para resistir al demonio, a la carne y al mundo, a fin de que, estando muerto al mundo, viva yo solamente para Vos. Y, a la hora de mi muerte, recibid mi alma peregrina y desterrada que regresa a Vos. Amén. 

Decimoquinta Oración : - Padrenuestro… Ave María¡Oh Jesús, verdadera y fecunda Vid! Acordaos de la abundante efusión de Sangre que tan generosamente habéis derramado de vuestro Sagrado Cuerpo. Vuestra preciosa Sangre fue derramada como el jugo de la uva bajo el lagarDe vuestro Costado, perforado con la lanza por un soldado, ha brotado Sangre y Agua, hasta no quedar en vuestro Cuerpo gota alguna. Finalmente, como un haz de mirra, elevado a lo alto de la Cruz, la muy fina y delicada Carne vuestra fue destrozada; la substancia de vuestro Cuerpo fue marchitada y disecada la médula de vuestros Huesos. Por esta amarga Pasión, y por la efusión de vuestra preciosa Sangre, os suplico –¡Oh dulcísimo Jesús!– que recibáis mi alma, cuando yo esté sufriendo en la agonía de mi muerte. Amén.

 

Conclusión: ¡Oh Dulce Jesús! Herid mi corazón a fin de que mis lágrimas de amor y penitencia me sirvan de pan, día y noche. Convertidme enteramente, Oh mi Señor, a Vos. Haced que mi corazón sea Vuestra Habitación perpetua. Y que mi conversación Os sea agradable. Que el fin de mi vida Os sea de tal suerte loable, que después de mi muerte pueda merecer Vuestro Paraíso; y alabaros para siempre en el Cielo con todos Vuestros santos. Amén.

Categoría: oraciones y novenas | Visitas: 3101 | Agregado por: estrella | Etiquetas: Jesucristo, Oraciones y novenas, Jesús, oraciones católicas, Oraciones | Valoración: 5.0/9
Total de comentarios: 8
+2   Spam
7 Manu   (24-Jul-2013 1:32 AM)
Con su hija Santa Catalina de Suecia se fue a Roma y en esa ciudad
permaneció 14 años, dedicada a la oración, a visitar y ayudar enfermos, a
visitar como peregrina orante muchos santuarios, y a dictar sus
revelaciones que están contenidas en ocho tomos
(Sufrió muy fuertes tentaciones de orgullo y sensualidad).

Desde Roma escribió a muchas autoridades civiles y eclesiásticas y al mismo
Sumo Pontífice (que en ese tiempo vivía en Avignon, Francia) corrigiendo
muchos errores y repartiendo consejos sumamente provechosos. Sus avisos
sirvieron enormemente para mejorar las costumbres y disminuir los
vicios.

Por inspiración del cielo fundó la Comunidad del Santísimo Salvador (Brigidinas) que siguen las reglas de san Agustín muy estrictas.

El principal convento estaba en la capital de Suecia y tenía 60 monjas. Ese convento
se convirtió en el centro literario más importante de su nación en esos
tiempos. Con el tiempo llegó a tener 70 conventos de monjas en toda
Europa.

Se fue a visitar los santos lugares donde vivió, predicó y murió Nuestro Señor Jesucristo, y allá recibió continuas
revelaciones acerca de cómo fue la vida de Jesús. Las escribió en uno de
los tomos de sus revelaciones, y son muy interesantes.
En Tierra Santa parecía vivir en éxtasis todos los días.

Al volver de Jerusalén se sintió muy débil y el 23 de juilio de 1373, a la
edad de 70 años murió en Roma con gran fama de santidad. A los 18 años
de haber muerto, fue declarada santa por el Sumo Pontífice. Sus
revelaciones eran tan estimadas en su tiempo, que los sacerdotes las
leían a los fieles en las misas.


+2   Spam
6 Manu   (24-Jul-2013 1:31 AM)
23 julio santa Brígida de Suecia

BRIGIDA  significa: Fuerte y brillante. Es patrona de Europa y de Suecia
 

Esta santa nació en una familia de una gran religiosidad. Sus abuelos y bisabuelos fueron en peregrinación hasta Jerusalén y sus padres se confesaban y comulgaban todos los viernes, y como eran de la familia de los gobernantes de Suecia, y tenían muchas posesiones, empleaban sus riquezas en construir iglesias y conventos y en ayudar a cuanto pobre encontraban.

Su padre era gobernador de la principal provincia de Suecia.
Brígida nació en 1303. De niña su mayor gusto era oír a la mamá leer las vidas de los Santos.

Cuando apenas tenía seis años ya tuvo su primera revelación. Se le apareció la Sma. Virgen a invitarla a llevar una vida santa, totalmente del agrado de Dios. En adelante las apariciones celestiales serán frecuentísimas en su vida, hasta tal punto que ella llegó a creer que se trataba de alucinaciones o falsas imaginaciones. Pero consultó con el sacerdote más sabio y famoso de Suecia, y él, después de estudiar detenidamente su caso, le dijo que podía seguir creyendo en esto, pues eran mensajes celestiales.

 Cuando tenía 13 años asistió a un sermón de cuaresma, predicado por un famoso misionero. Y este santo sacerdote habló tan emocionantemente acerca de la Pasión y Muerte de Jesucristo, que Brígida quedó totalmente entusiasmada por nuestro Redentor. En adelante su devoción preferida será la de Jesucristo Crucificado.

Un día rezando con todo fervor delante de un crucifijo muy chorreante de sangre, le dijo a Nuestro Señor: - ¿Quién te puso así? - y oyó que Cristo le decía: "Los que desprecian mi amor". "Los que no le dan importancia al amor que yo les he tenido". Desde ese día se propuso hacer que todos los que trataran con ella amaran más a Jesucristo.
Su padre la casó con Ulf, hijo de otro gobernante. Tuvieron un matrimonio feliz que duró 28 años. Tuvo 8 hijos. Una de sus hijas fue Santa Catalina de Suecia. Un hijo fue religioso. Otros dos se portaron muy bien, y Carlos fue un pícaro que la hizo sufrir toda la vida. Sólo a la hora en que él se iba a morir logró la santa con sus oraciones que él se arrepintiera y pidiera perdón de sus pecados a Dios. Dos de sus hijas se hicieron religiosas, y otra fue "la oveja negra de la familia", que con sus aventuras nada santas martirizó a su madre.

 
Brígida era la dama principal de las que colaboraban con el rey y la reina de Suecia. Pero en el palacio se dio cuenta de que se gastaba mucho dinero en lujos y comilonas y se explotaba al pueblo. Quiso llamar la atención a los reyes, pero estos no le hicieron caso. Entonces pidió permiso y se fue con su esposo en peregrinación a Santiago de Compostela en España. En el viaje enfermó Ulf gravemente. Brígida oró por él y en un sueño se le apareció San Diosnisio a decirle que se le concedía la curación, con tal de que se dedicara a una vida santa.
El marido curó y entró de religioso cisterciense y unos años después murió santamente en el convento.

En una visión oyó que Jesús Crucificado le decía: "Yo en la vida sufrí pobreza, y tú tienes demasiados lujos y comodidades". Desde ese día Brígida dejó todos sus vestidos elegantes y empezó a vestir como la gente pobre. Ya nunca más durmió en camas muy cómodas, sino siempre sobre duras tablas. Y fue repartiendo todos los bienes entre los pobres de manera que ella llegó a ser también muy pobre.
 

+3   Spam
4 estrella   (22-May-2012 1:48 AM)


Santísimo Cristo de la sangre (Ecija (Sevilla)-España)

+4   Spam
3 estrella   (23-Abr-2012 3:04 AM)
Así es Caro, muchas gracias... también pondremos esas otras oraciones para los 12 años siguientes! DTB!!

+2   Spam
5 estrella   (23-Oct-2012 8:04 PM)

+2   Spam
8 Trinidad   (24-Jul-2013 2:36 AM)
Muchas gracias, ya las encontré con poner la palabra oraciones en la "caja" de "buscar", arriba a la izquierda.

Muy buena la aclaración de que aunque no se hagan los 12 años completos,  El Señor tomará tu deseo de orarlas como cumplido por los 12 años que están establecidas.

Es que nadie tenemos la vida comprada y no sabemos nuestro día ni nuestra hora para pasar a la vida eterna.

Bendiciones siempre y la paz de Cristo esté en tu corazón.

+3   Spam
2 Caro   (23-Abr-2012 3:00 AM)
Hay que rezar las oraciones diariamente durante un año entero para que estas promesas sean efectivas.
Y si algún día por algún motivo justificado no se pudieran rezar teniendo la intención de hacerlo, se pueden rezar al día siguiente, cumpliendo con las del cómputo de todo el año, pero ha de procurarse no faltar ningún día.

Las ORACIONES han de rezarse con total dedicación sabiendo y dándose cuenta de lo que se reza, no sólamente se trata de leerlas.

También después de este 1er año hay otras oraciones para realizar durante 12 años, Estrella bendiciones mil.
Respuesta: NO es válido sólamente leerlas, sino que hay que poner toda atención y fervor, conscientes de todo lo que la oración contempla!

+3   Spam
1 estrella   (23-Abr-2012 1:24 AM)
PIES SANGRADOS DE MI AMADO

BENDITOS SEAN...!


BENDITOS SEAN...!


Solamente los usuarios registrados pueden agregar comentarios.
[ Regístrese aquí | Entrar ]
BUSCA TU IDIOMA
COMPÁRTELO EN
Mini-Chat
 
500
VISITANTES
Total en línea: 1
Visitantes: 1
Usuarios: 0
PAPA FRANCISCO
JUBILEO BULA PAPAL
Derecho Canónico
EXHORTACIÓN PAPA
subir imagen
BIBLIA CATÓLICA
CATECISMO CATÓLICO
Encuestas
Estimen el sitio

Total de respuestas: 56
Música
Calendario
«  Abril 2012  »
LuMaMiJuViSaDo
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30
Añadir a favoritos
Copyright MyCorp © 2016